OLFATO – AROMA –AROMATERAPIA

El olfato es un sentido básico, la información olorosa llega desde los receptores de la mucosa olfativa (nariz y boca), a regiones cerebrales primitivas (sistema límbico e hipotálamo), sin ser filtrada. Es aquí donde se procesan emociones, sentimientos, instintos e impulsos, también se almacenan recuerdos y se regula la liberación de hormonas.

Así, los olores, pueden modificar el comportamiento y funciones corporales. Más tarde parte de la información pasa a la corteza cerebral y se hace consciente.
El aroma se transmite por compuestos volátiles, a través del aire. Al ser olidos o absorbidos por la piel actúan sobre el metabolismo y la musculatura lisa (involuntaria). El aroma de una esencia se compone de moléculas con diferente estructura, que dependiendo de su naturaleza producen distintos efectos en el sistema neuro-endócrino.

La Aromaterapia se basa en tratamientos con sustancias aromáticas naturales, obtenidas de las diferentes partes de las plantas; que influyen entodo nuestro ser. Con el fin de mejorar estados físicos, emocionales, y mentales.

Las esencias son producidas y almacenadas en estructuras glandulares de las flores, semillas, raíces, hojas, tallos y frutos.
Se considera aromática aquella planta cuyas células secretoras producen suficientes sustancias aromáticas como para ser extraídas.

El método de extracción dependerá de la fortaleza de las estructuras y del contenido de dichas sustancias.
Sustancias aromáticas: absolutos, aceites esenciales (a.e.), esencias, hidro-glicerinados, hidrolatos, oleatos, tinturas…, según su método de obtención.

De este modo todos los aromas que recibimos tienen un efecto en nuestro organismo. En los productos de ciclovital, los aromas son naturales, procedentes de los propios componentes.

¿FRAGANCIA NATURAL O DE SÍNTESIS?

En el siglo XIX comienzan a realizarse reproducciones de fragancias por síntesis (sintéticas). Actualmente se utilizan en la vida cotidiana este tipo de sustancias aromáticas en: alimentos, medicamentos, cosméticos, productos de higiene.

Para la industria es imprescindible que las fragancias sean iguales en todo momento, cosa que en la naturaleza es imposible; dado que las condiciones ambientales son variables, los aromas también varían.
La mayoría de las sustancias aromáticas son sintetizadas en laboratorios, pudiendo así estandarizar el producto y disminuir el coste; no el precio final que está más influido por los costes de publicidad; sólo del 1-5% depende de los ingredientes.

La diferencia de estos productos con las fragancias naturales, es que las naturales, correctamente utilizada, tienen la capacidad de actuar positivamente sobre nuestro organismo.

La energía característica de las plantas de las que proceden, se mantiene en la elaboración, cuando han sido respetuosamente manipuladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *